DIARIO DE UNA DISTOPIA. 13


PÁGINA 13, NI TE CASES NI TE EMBARQUES

La página 13 de mi diario no coincide con los trece días de confinamiento porque no empecé a escribirlo hasta que no me di cuenta de que estos sucesos que estamos viviendo marcarían definitivamente nuestro pulso y biografía, nuestra pequeña historia como seres humanos sociales y familiares y también nuestra gran Historia como pueblo, nación y Humanidad. Al principio solo estaba el aturdimiento por la huida, el desconcierto por las órdenes atolondradas de escondernos. Pero poco tiempo después comprendí que igual que señalábamos en los libros ADC o DC para indicar si un siglo estaba antes o después de Cristo (los modelnos ahora lo llaman antes o después de nuestra Era, pero es lo mismo) en el futuro marcaríamos los eventos como antes o después de la epidemia de Covid 19. Y creo que no me equivoco porque el impacto es ya planetario. Se calcula que ahora mismo está confinada la mitad de la población mundial, lo cual es un montón de peña y de paso un gráfico dato que nos demuestra que en algo estamos todos de acuerdo a pesar de las diferencias raciales, sociales, políticas y económicas, y es que estamos todos cagados de miedo.

Ángel Nieto numeró sus títulos mundiales como 12+1 para no mentar el número maldito que da mala suerte: el 13. El refranero español alberga esa sentencia de que en día 13 ni te cases ni te embarques. Normalmente el refranero acierta con la sensatez de sus asertos, pero este es como si dijera que en día nublado, dale palos a un gato. No creo que haya registro alguno que indique que los días 13 o incluso los martes y 13 sean más propicios a los desastres. Y si alguien se ha molestado en escarbar las hemerotecas para casar los sucesos con los días 13 y ha encontrado un buen número de cataclismos y desgracias, estoy convencido que un número similar podríamos encontrar de desgracias y cataclismos ocurridas en el resto de números que van del 1 al 31. Seguro que los lunes, sean del ordinal que sean, hay más desgracias que en el resto de días. Al menos hay más accidentes laborales in itinere, según un estudio que acabo de encontrar a golpe de ratón en Google.

Digo todo esto que parece que no viene al caso con el Covid 19 porque precisamente no viene al caso, porque es domingo, hace sol, estamos aburridos y encima nos han cambiado la hora para estar igual de jodidos. El cambio de horario de invierno a verano a finales de marzo no aporta más que más confusión. Pero a lo que iba, como estoy aburrido puedo pensar en que los martes son los días de la semana dedicados al dios romano Marte. Y que la referencia más antigua de la que tengo memoria sobre la maldición de los días 13 la encontré en el libro Viaje al Interior de Persia de Adolfo Ribadeneyra, diplomático español enviado a finales del siglo XIX a Irán para abrir la primera legación permanente en Teheran. Cuenta Ribadeneyra que para los persas el día 13 es funesto. Y no hace mención alguna de que lo sea para los españoles, mientras que en él es costumbre enlazar y comparar las costumbres y maneras persas con las nuestras, por lo que es de imaginar que por aquel entonces a los españoles no les daba grima el día 13. El libro de Ribadeneyra es un texto fundamental que he estado consultando hasta hace bien poco para preparar mi propio viaje a Irán de camino a Pakistán siguiendo las huellas de Alejandro Magno. Iba a ser este verano y evidentemente ya no va a ser. Y no va a ser por mucho tiempo.

Resulta curioso que ahora nos lleguen tan pocas noticias de Irán y la epidemia cuando hasta hace poco era uno de los países más castigados. Según las últimas informaciones, recogidas por Europa Pres, y que hay que buscar ex profeso porque no aparecen en los medios nacionales, en Irán hay hoy 2600 muertos. Muchísimos menos que los que tenemos nosotros. ¿Acaso están haciendo mejor trabajo de contención? No, evidentemente no dicen la verdad, las cifras son falsas, con total seguridad los fallecidos son muchísimos más, así como los contagios, pero no quieren reconocerlo ni pueden combatirlo más que anunciando que mejorarán el alcance de sus misiles, como también informan las agencias. Otra noticia terrible es que miles de ciudadanos se han quedado ciegos y centenares han fallecido por ingerir metanol, alcohol industrial. Teniendo en cuenta que en la república is-lámica de Irán está prohibido el consumo de cualquier bebida alcohólica, resulta una macabra paradoja.

Las autoridades de allí mienten, sí, pero ¿quién dice la verdad en este momento? ¿Acaso nuestros gobernantes dicen una puñetera verdad cuando se les pregunta vía filtro del secretario de comunicación? Nunca dan una respuesta clara, precisa, contundente, algo que creer o que discutir o incluso negar, son siempre vaguedades, humo monclovita, tinta de calamar burocrático para eludir responsabilidades y no confesar nunca sus errores. Mi página 13 del diario se llena de domingo, del sol que entra por los ventanales, de recuerdos de los días felices en los que me preparaba para viajar a Irán y de la misma rabia y frustración de todos los días. En eso no cambia mi escenario ni mi humor. Muertos, muertos, muertos y más muertos se apilan en la gran morgue que es hoy Madrid y las mascarillas, guantes y tests llevan el mismo tiempo sin llegar que yo escribiendo este diario. Tras el estupor y el desconcierto, trece largos días en los que policías, enfermeros, limpiadoras, guardias civiles, militares o cajeras están desprotegidos porque unos ineptos se creyeron eso de que no habría contagios masivos mientras en Italia Nerón tocaba la lira contemplando el incendio del foro.

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “DIARIO DE UNA DISTOPIA. 13

  1. Alfonsov Sandoval

    No quitaría ni una sola coma.
    Lo has petao José Antonio M. S. Un crack, pero no sé de qué me sorprendo. Si no fueras único, no estaría revisando el correo y lo del Yutube para ver si has dejado algo a nuestra disposición…
    Gracias 13 y que no decaiga.
    Salud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: