MARRUECOS EN LA BMW R1250GS 1º


img_0557

Mi primer gran viaje del 2019 comenzó gracias a las técnicas de fertilidad y reproducción asistidas. Mi mujer, Teresa G. Perales, es reportera del programa de La1 Comando Actualidad. Llevaba bastante tiempo sin trabajar debido al nacimiento seguido de nuestros dos hijos, Alejandro y Olivia. Había tomado sucesivas bajas, excedencias y vacaciones para poder ocuparse de la crianza de modo exclusivo, lo que ha sido un privilegio extraordinario para nuestra familia. Pero hace un par de meses, la nueva dirección de RTVE modificó el formato de su programa y nació Comando Investigación, en el que cada reportero trataría un tema a fondo durante una hora en prime time. Teresa fue una de las elegidas para empezar y era una gran oportunidad profesional. El tema era técnicas de fertilidad y reproducción asistida. Sin embargo, la exigencia del nuevo programa requería dedicación completa, y también viajar: aparte de pasar muchas horas fuera de casa, más de las que marca una jornada laboral, estuvo en Canarias, en Valencia y en Tiblisi, Georgia. Durante este tiempo de ausencia materna, yo tomé las riendas de casa pero le dije: a cambio de cubrir tu hueco, cuando termines el reportaje, yo me tomo también unos días para hacer un viaje y filmar un documental. Accedió.

img_0553

De modo que en enero del 2019 yo disponía de 10 días de libertad. Me venían al pelo porque BMW Motorrad España me había pedido que encontrara tiempo para hacer un viaje con la nueva R1250GS. Yo he sido durante años su embajador de marca para el modelo 1200GS y debía probar su evolución tecnológica. También estaba el interés de Wunderlich, fabricante alemán de accesorios, que había quedado muy contento con los vídeos que hice sobre la transformación enduro de la BMW Urban GS que compré en 2018. Ellos me conocían de referencias y me cedieron el kit sin demasiadas expectativas, pero al ver la factura del programa MotoNómadas que hice para GarageTV y los episodios aún inéditos de mi serie en TVE Diario de un Nómada hechos con Etheria, nombre que di a la Urban, les convenció de contratar a mi productora para realizar los vídeos de su nuevo material.

Se me ocurrió entonces usar la 1250GS equipada por Wunderlich para un gran viaje por Marruecos que no fuera el habitual. El Atlas ya lo había hecho, así como el Sahara occidental. Pero no la zona de desierto fronteriza con Argelia. Todo el mundo va a Merzouga a ver las dunas de Erg Chebbi, pero sabía que había otros mares de dunas menos visitados. Rápidamente encontré información sobre erg Chegaga y sobre el lago seco Iriki, una inmensa planicie que un día estuvo cubierta de agua y hoy es terreno llano y duro. Para llegar hasta estos territorios solo había pista de arena y piedras y pensé que podría ser la aventura perfecta para probar la nueva maxi trail de BMW.

Cuando decido cruzar el estrecho siempre contacto con Balearia. La prefiero sobre cualquier otra compañía de ferry. Por un lado porque su sede está en mi pueblo, Denia, pero sobre todo porque cuando hace unos años organicé la expedición Destino Dakar para TVE, contacté con el departamento de comunicación de otra naviera por si proporcionaban los billetes y la respuesta fue que debido a su política medioambiental no se involucraban en actividades a motor. ¡Como si sus barcos fueran a vela y no a gasoil! O sea, que la naviera sacaba un buen dinero de los cuatreros (amantes del 4×4) y motoristas que viajan a Marruecos, pero considera que su actividad es nociva y repudiable. Me pareció un gesto empresarial sumamente hipócrita y me prometí no volver a gastar un euro en sus barcos, ya que tan sucios le parecían. Balearia, por el contrario, accedió gustosamente a ceder los billetes y yo recomiendo sus servicios siempre que puedo. Como anécdota puedo añadir que cuando embarqué hace pocos días para viajar a Melilla, vi que la portada de su revista la ocupaba Laia Sanz en su moto, así que su apoyo al mundo del motor es claro.

Necesitaba un seguro de viaje, de modo que contacté con IATI, que habían patrocinado parte de la edición de mi libro Manual de Aventura, y aseguraron la expedición. Y contacté también con el Grupo Xaluca que posee varios hoteles en Marruecos. Lo que me interesaba era alojarme en su campamento de jaimas en las dunas de Merzouga. Contacté también con el fotógrafo y aventurero Juan Antonio Muñoz, propietario de hoteles en Ouarzazate, el oasis de Agdez y Tagounite, y también accedió a alojarme y a mostrarme algunas rutas del Marruecos menos conocido. Otros colaboradores han sido Columbus Outdoor, marca española de material de acampada, que me proporcionó en su día tienda, saco y esterilla, y Ternua, empresa vasca de ropa técnica de montaña, que me cedió un traje térmico y un anorak, necesarios para el intenso frío del enero marroquí.

img_0602

Desde que dirijo la serie de TVE, viajo para filmar documentales, que me parece el trabajo más divertido del mundo. Si me hubieran dicho que existían oposiciones para eso, me las habría preparado en lugar de las de registrador. Además, documentar profesionalmente el viaje es lo que me permite financiar las expediciones. Para filmar la aventura, conté con Christian Esposito, el operador de cámara que me ha acompañado en Tayikistán para rodar el viaje por la Pamir Highway. Y como conductor de mi viejo Land Rover llamé a mi amigo Vicente Bellés, siempre dispuesto a una buena expedición. Aclaro que el coche carga exclusivamente con el material de filmación, sus ruedas de repuesto, planchas, eslingas y la ropa de sus ocupantes. Yo cargo siempre en la moto todo mi equipaje. Es un principio básico de Diario de un Nómada. Los cámaras filman el viaje real de un motorista y un motorista, por definición, lleva consigo su equipaje. No hay coche de apoyo porque la experiencia me ha demostrado que yo soy el apoyo del coche, ya que siempre pincha, se atasca o se estropea mientras que a mí no me sucede nada.

img_9776

Se planteaba entonces el tema de llevar o no maletas. Yo he decidido desde hace tiempo no llevar más maletas de aluminio. La razón son mis hijos. Para entendernos, en mi opinión, existen dos tipos de viajes de aventura en moto: viajes largos y viajes difíciles. Un viaje largo es por ejemplo dar la vuelta al mundo o cruzar África, Sudamérica o Asia. Hablo de un mes mínimo y 10.000 kms. Un viaje difícil es hacer un recorrido totalmente off road por el Atlas, el desierto marroquí, el Cáucaso rumano o las montañas albanesas. Excursiones de 7 o 10 días donde hacemos 2000 kms normalmente en motos de enduro. Un viaje largo puede tener etapas difíciles pero no puede ser siempre difícil porque entonces la mecánica no lo resiste y menos con una gran trail.

Mientras no tuve hijos, yo hacía viajes largos. Viajes de meses donde necesitaba llevar conmigo bastante equipaje. Por mucho que redujera, si quieres dar la vuelta al mundo durante año y medio no te basta con un solo par de vaqueros, tres camisetas y dos llaves allen. En esas largas travesías llevaba maletas de aluminio y bolsas estancas. La moto se ponía en 300 kilos. El objetivo es cubrir la distancia planeada. El mundo ya tiene bastantes malas carreteras como para ir buscándolas tú, así que intentas tomar el camino más fácil porque ya se complicará solo. Cuando cruzas Sudán no quieres averías ni caídas que hagan expirar tu visado y tener un problema legal en una dictadura islámica, de modo que no atraviesas el Sahara sudanés por pistas de arena sino por la única carretera asfaltada que sigue el Nilo. Esa misma ruta principal se convierte en patatal cuando cruzas a Kenia. Cuando topaba con pistas duras con una inmensa GS 1200 cargada con maletas, lo pasaba mal, pero se compensaba porque también tenía más tiempo para salir del atolladero. Si en la pista africana de Moyale me pasaba dos o tres días para hacer 400 kms, pues me los pasaba y encima divirtiéndome.

miquel playa ojo pez

Pero cuando tienes hijos tus viajes ya no pueden ser tan largos, así que los hago más cortos pero más difíciles para que sean igual de intensos. Entonces ya no coges siempre las rutas principales sino que buscas las pistas del Atlas o del desierto. Pero ahí lo que no quieres son kilos de más. Tampoco hacen falta. Cuando te vas una semana o diez días no es necesario llenar maletas de aluminio. Todo cabe en un macuto. Incluido el equipo de acampada. Una tienda de 2 kilos, un saco de dormir, una esterilla y un frontal. Unas zapatillas, unos vaqueros, 4 camisetas, y 4 mudas de ropa interior. Un traje térmico. Gafas y guantes de repuesto. Un neceser. Una pequeña bolsa de herramientas con las llaves allen, torx y fijas que necesite tu moto. Llave inglesa, cinta americana y bridas. Luego te vistes con tu ropa de moto y te pones sudadera, forro polar y anorak. Y en la bolsa de depósito yo llevo cámaras y en una bolsa que puse en lugar de top case metí el traje de lluvia. No me ha hecho falta nada más. Ni en Tayikistán, ni en Marruecos, ni en Noruega. Y créeme que se agradece cuando te metes en un río de arena saharaui.

Organizada la logística, tocaba definir la ruta a seguir y por donde entrar en Marruecos. Debía ser un recorrido que pudiera hacerse en 10-11 días y que englobase todo tipo de carreteras para probar la fiabilidad, comodidad y agilidad de la moto. Pero de eso ya hablaremos más adelante.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 5 comentarios

Navegador de artículos

5 pensamientos en “MARRUECOS EN LA BMW R1250GS 1º

  1. Juan J. Cuetara

    Genial! Ahora a disfrutar del merecido descanso del guerrero junto a tus peques y Teresa. Nosotros esperaremos impacientes al resultado del trabajo mientras nos deleitamos con carreteras extremas. Por cierto, me gustaría preguntarte… ¿No echas de menos a la Gorda?. Un abrazo!

    Me gusta

  2. Juan Silvestre

    Campeón

    Me gusta

  3. Grandioso!!!!
    Siempre es un gran placer leerte.
    Besos a Teresa y los niños, abrazo grande
    Claudia y Juamphy AR

    “La gente que viaja en moto siempre se encuentra, hasta el proximo encuentro”

    Me gusta

  4. Paco

    Fantástico vaje y mejor destino, por no hablar de “los colaboradores”, tambien suelo cruzar el estrecho siempre con Balearia, me he hospedado en los Xaluca y sobre todo, he tenido el inmenso placer de conocer a Juan Antonio, alojarme en alguno de sus los hoteles y que nos enseñase algunos rincones de la zona. Espero igualmente tener el placer de conocerte algún día en persona y poder compartir un rato de conversación con una buena cerveza de por medio!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: