Habla de motos y no de política


alambre barracón [HDTV (1080)]

“Sigue hablando de motos y viajes, no te metas en política, que estamos muy cansados del tema catalán”, me lo dice gente de buena fe a través de las redes sociales porque he tomado partido en este blog, en Facebook, Twitter y la misma mañana del lunes en mi espacio de Las Mañanas de Radio Nacional. ¡Ya me gustaría! Me encantaría cerrar los ojos, vivir el dulce sueño de la ignorancia y pensar que todo esto no es más que ruido al otro lado de la ventana, algo que se puede evitar simplemente cerrando los postigos y subiendo la música.

Lo siento, pero la mala noticia es que el desastre está aquí para quedarse y para afectarnos a todos y en todos los órdenes de la vida y lo hará más pronto que tarde. Quien mire hacia otro lado sencillamente un día despertará de sopetón y su existencia no será como había sido hasta ese momento. Esto es lo que ha pasado tantas veces en la historia que parece mentira que no lo reconozcamos. Les pasó a los croatas, bosnios y serbios. Un día eran ciudadanos de una nación llamada Yugoslavia y al siguiente tenían gente armada por las calles de su pueblo sacándoles para matarlos. No podían pensar que eso les estuviera sucediendo a ellos, pero les sucedía. Les pasó a los ucranianos en Donetsk y en Crimea. Un día convivían con sus vecinos rusos y veían en la televisión que había disturbios en Kiev, allá, muy lejos, a más de mil kilómetros, y de pronto un día vieron tropas por sus calles y las bombas caer. Les pasó a los profesores turcos moderados, un día vieron por la tele una pantomima de golpe de Estado y al día siguiente les despidieron de su trabajo en la universidad. Les pasó a los cristianos de Siria, convencidos de que era su tierra desde el siglo I, y un día sin más tuvieron que escapar para no morir.

“No, la cosa no es tan grave en Cataluña, solo quieren más autogobierno, negociación, diálogo. La culpa es del inmovilismo de Rajoy. Al final no pasará nada, es cuestión de dinero y cariño; el cariño que les falta porque no se sienten queridos por Madrit. Tú dedícate a hablar de motos, de viajes, de aventura, no molestes, no irrites, no te signifiques. Tienes mucho que perder, tu programa en la tele, seguidores catalanes, espacio en los medios. Nadie quiere a los pepito grillo. A ti te llaman y te leen para que hables de viajes y no de opinión.”

Ojalá fuera así. Para empezar, yo soy escritor. Viajo en moto para encontrar historias pero yo tengo opiniones firmes y las expreso. Quien lee mis libros sabe que yo me posiciono de forma nítida y que no soy nada correcto. He hablado de la perversión del periodismo moderno, de la hipocresía de las ONG, de la falsa solidaridad, de la anormal normalidad de África, de la corrupción policial y política, de la intolerancia religiosa, del fanatismo ideológico, de la desigualdad, del nacionalismo criminal… y sobre todos estos temas me he mojado hasta quedar empapado. Lo que ocurre es que yo escribía sobre otros países porque tenían una actualidad conflictiva y pujante mientras que mi país, España, disfrutaba de una aburrida vida pública. El bendito aburrimiento de la democracia. Uno, como escritor social, quiere vivir en países aburridos, predecibles, estables y prósperos, y tener su lugar de trabajo en países conflictivos, extremos e interesantes. O sea, vivir en Berna, Frankfurt o Madrid y escribir sobre Beirut, Erbil o Nairobi.

“¿Y qué más dará un poco más de autogobierno o un referéndum ilegal o incluso una declaración de independencia? ¿No puedes simplemente contar historias de viajes y hacernos soñar con viajar?” Pues lamentablemente no puedo. Si Madrid o Barcelona se van a convertir, otra vez, en ciudades extremas, tengo que decirlo si así lo creo. España va a dejar de ser lo que es, y lo que hoy es España es lo que nos ha permitido construir nuestras vidas como son ahora. Si cambia España, todo se trastocará (y todo es todo) aunque ahora pensemos que todo seguirá igual. Siendo como somos la sociedad más egoísta y conservadora posible, incapaz, por ejemplo, de arriesgar nuestro bienestar económico para tener más hijos, resulta estupefaciente para el observador imparcial ver como nos asomamos al abismo sin reparar siquiera que lo es.

El momento es crítico, como otros que hemos tenido en nuestra historia, y los cambios constitucionales que se avecinan no serán una simple brisa, un mero cambio de nombres o sillas. Cuando se declare la independencia y se imponga la huelga general se desatará el caos. Serán un huracán que trastocará nuestras vidas y las suspenderá en el aire, en la atmósfera cero de la incertidumbre. Lo que ocurra cuando caigan de nuevo a la realidad nadie lo puede saber y yo menos que nadie, pero seremos como dados rodando por el tapete y no tendremos ya control alguno sobre lo que sucederá. Y esto no tiene nada que ver con respetar el deseo legítimo de muchos catalanes de tener su propio estado, tiene que ver con la irrefrenable inercia al desorden de las sociedades que no se respetan a sí mismas negándose la realidad.

Y ahora, sigamos hablando de motos.

 

 

 

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 11 comentarios

Navegador de artículos

11 pensamientos en “Habla de motos y no de política

  1. Arie Han

    Tu post e intervenciones en distintos medios, para quienes te seguimos y leemos hace años no solo no sorprenden sino que corroboran que eres una persona de verdad, con opinión, con dolores y alegrías, que ves y vives el mundo en que habitamos. A los críticos que sólo quieren color rosa y olor a flores, les sugiero que lean poesía de amor sentados en alguna playa de la polinesia, sin acceso a información, porque el mundo no es sólo motos ni velocidad ni aventuras, por más que así quisiéramos que fuese. En rigor, estamos acá para arreglar el mundo, o al menos eso creo yo. Y hacer como que nada ocurre es justo lo contrario de hacerse cargo. Hoy es Cataluña, mañana serán los Kurdos y tantas otras naciones y pueblos que, legítimamente o no, querrán buscar su independencia para el acervo de identidad. No comulgo con estas causas por defecto, pero ciertamente no critico a quienes intentan responderse esas preguntas desde su propia realidad e historia.
    Un abrazo Miquel. Nada cambia en ti y se agradece, pues sólo quienes aparentan terminan mostrando una cara nueva que sorprende, generalmente hacia lo negativo..

    Me gusta

  2. Miguel Ángel Romero Romero

    Bueno, de una clarividad que asusta. Es así. Coincido con vuestra merced.

    Me gusta

  3. Cal

    Aunque nos muelan a palos te demostraremos que estás equivocado.

    Me gusta

    • No se trata de lo que se vaya a hacer en Cataluña, se trata de lo que va a pasar en España cuando el régimen del 78 salte. Los nacionalistas pensáis en una clave muy local pero que os parece muy importante. Esa suerte tenéis. El destino de 7,5 millones sumidos en una orgía identitaria me parece triste pero me importa mucho menos que el destino de los restantes 40 millones de españoles, llevados sin querer al precipicio y sin que nadie sepa qué habrá al tocar suelo. Con vuestro pan os comáis vuestro paraíso nacional, pero desestabilizar un Estado nunca ha traído la Arcadia y sí la locura durante al menos una generación.

      Me gusta

  4. Jordi Llauradó i París

    Disculpa, no me he identificado.
    Jordi Llauradó i París.
    Reus.

    Me gusta

  5. Ignacio Bonilla Sánchez

    Leer lo que escribes siempre es interesante, ya sean las palabras (¡cuántos recuerdos de mi niñez me trae la palabra “postigo”) o las opiniones que comunicas. Creo que los que andamos cerca de los 60 “tacos” sabemos y entendemos muy bien a lo que te refieres. Siempre nos persigue esa España “convulsa” de inesperadas consecuencias. Lo que está ocurriendo nos trae horribles recuerdos que, ¡Dios no lo quiera!, jamás deberían repetirse. Los que amamos España y creemos que las opiniones se pueden compartir sin fracturas lo tenemos que expresar y personas como tú, rebosantes de cultura y cordura, son un maravilloso estandarte. Gracias Miquel, un abrazo.

    Me gusta

  6. Reblogueó esto en 123yablog.

    Me gusta

  7. Buenas tardes Miquel, estoy contigo en esto. Aquí hay que mojarse, sobretodo gente pública como tú. En Cataluña hasta ahora sólo se han movido unos y se les ha permitido todo.
    Miedo me da cuando la otra parte de la sociedad catalana también quiera salir a la calle a manifestarse… ¿también le permitirán todo? Ahí lo dejo.
    Tienes todo mi apoyo, que nadie te coarte tu opinión.

    Me gusta

  8. Pilar

    Miquel, gracias por acordarte de Catalunya, porque en la radio te has posicionado también acerca de todos los gobiernos que tenemos, que dan un poco de pena, la verdad . Estoy contigo, los políticos mandan a los peones a hacer la guerra mientras ellos van con guardaespaldas. Mucho culpable hay en ambos lados del problema, y lo peor es que el problema ya hace tiempo transcendió Catalunya y nadie ayuda. La fractura social interna es brutal aunque no quieran reconocerlo. O estás conmigo ó estás contra mi… en fin… hago mías tus palabras de la radio, todas. Un abrazo desde Barcelona.

    Me gusta

  9. Pedro

    Hola!
    Lo bueno de la democracia es que cada uno puede expresar su opinión….. por eso que te digan lo que tienes que decir no me parece correcto. Ya que en ningún momento has dicho nada mal dicho.
    No tenemos que estar todos de acuerdo, el truco es saber respetar unos a los otros y ya esta. Si no es así mejor no hablamos de nada con nadie. Y creo que esto también se traslada al mundo de las motos.
    Saludos

    Me gusta

  10. Joan

    Con todo mi respecto y cariño Miquel. Aqui no hay ningun caos. La gente que me rodea es extremamente pacifica y solo quiere ser escuchada. Con lo de ser escucjada estaras de acuerdo. Quizas estos dias se impone un viaje en moto por Catalunya donde podras ver de cerca lo que pasa. Sobretodo tu que te encantan las carreteras swcundarias encontraras la realidad. La realidad de umas gentes que te acogeran y a las que podras grabar y pedirles opinion. Y si seran tus friends!!!. Estoy a tu disposicion para rodar ppr donde quieras y ver que a pesar de todo, todo va bien. A mi madie me ha manipulado no comido el coco. Aqui no hay nazis como decia hoy un ministro. Hay gente que te aseguro que lo ultimo que quieren es violencia.

    Un fuerte abrazo de hermandad

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: