100 países en moto. Nº81 España


osborne princess

 

Efectivamente, España es uno de los países que no podría faltar en mi lista de los cien recorridos en moto, por la sencilla razón de que en él aprendí a montar y a viajar. Es España sin duda uno de los mejores territorios para el motociclismo por su extraordinaria diversidad paisajista, por la bondad del clima, por su fascinante historia y su bendita gastronomía. Sin caer en el chauvinismo, siempre digo que de todos los países que conozco, para vivir no he encontrado ninguno mejor que el mío. Hay que salir a recorrer el mundo para entender la trascendencia de lo que afirmo. Sin embargo, tiene un grave defecto mi nación, y es el desprecio por su mejor historia y sus mejores hombres. Baste para comprobarlo realizar una vuelta al mundo sin salir de Madrid a través de su callejero.

Se supone que las ciudades dedican algunas de sus mejores calles a hombres ilustres que hayan realizado gestas capaces de causar efecto en la Humanidad, como realizar la primera vuelta al mundo; heroicidad que lograron los españoles en el siglo XVI; sin embargo, quizá nos sorprenda la modestia con la que la capital del reino reconoció tan grande hazaña.

tío pepe

Entre Atocha y Legazpi y a unos cuatro kilómetros y medio de la Puerta del Sol está la calle Planeta Tierra. Tres manzanas y doscientos metros que desembocan en el Parque Tierno Galván, donde se encuentra el Planetario. No hay ninguna una calle dedicada al viaje de la vuelta al mundo, aunque sí a los marineros que realizaron ese primer gran viaje.

Calle Magallanes

La calle Magallanes está a unos 3 kilómetros de la Puerta del Sol, en el popular barrio de Chamberí. No llega al kilómetro de extensión. Nace en San Bernardo y muere en Donoso Cortés. No está mal, pero parece excesivamente modesto el tributo reconocido al gran navegante en la capital de España.

Fernando de Magallanes zarpó de Sevilla en 1519 con cinco barcos. Tras muchas penalidades y varios motines llegó a América y costeó hasta encontrar el paso hacia el Mar del Sur que él bautizó como Pacífico. Después llegó lo peor del viaje por la falta de agua y alimentos frescos. Las ratas se tornaron manjar y el escorbuto asoló a la debilitada tripulación. En 1521 Magallanes descubrió las Islas del Poniente, más tarde llamadas Filipinas en honor a Felipe II, y allí halló la muerte en un lance con los nativos.

en castillo

Calle de Juan Sebastián Elcano

Podría objetarse que la modestia de la calle dedicada a Magallanes se debe a que era portugués y que no completó la vuelta al mundo. Pero de ser así, la calle dedicada a Juan Sebastián Elcano debería ser mucho más impresionante ya que éste sí era español y fue el primero ser humano en circunnavegar el planeta, motivo por el que el Rey Carlos I le concedió el blasón que decía: tu primus circunmediste me. Tú, el primero que me cirvunnavegó.

Sin embargo, la calle Juan Sebastián Elcano es todavía más discreta que la de Magallanes. A dos kilómetros de la Puerta del Sol, mide unos 500 metros distribuidos en cinco manzanas entre el Paseo de Santa María de la Cabeza y la calle de Embajadores.

Elcano tiene su lugar en la historia muy por encima de su calle. En 1522 regresó con uno solo de los cinco barcos, la Nao Victoria, y 18 supervivientes de los casi 540 hombres que salieron. Una odisea sin igual que, además de un descubrimiento geográfico, reveló una curiosidad que luego usaría Julio Verne sin citar la fuente. Llegada la expedición a Cabo Verde, en la costa oeste africana, preguntaron qué día era. “Jueves”, les respondieron, para sorpresa de los navegantes, cuyo diario de a bordo señalaba miércoles. Era la primera vez que se constataba que el viaje hacia Occidente podía hurtar un día de vida.

miquel en templo diana de dia

Calle Río de la Plata

El Río de la Plata, que se pensó en su día podía conducir hasta el Pacífico, sí tiene calle en Madrid; o callecita más bien. A casi 7 kilómetros de Puerta del Sol, en el popular barrio de Portazgo, cerca de Puente de Vallecas, se trata de un corto tramo urbano de reciente construcción, integrado en un vecindario donde todas las calles tienen nombre de río americano: Río Negro, Río Bravo, Río Arauco.

El gran estuario del Río de la Plata fue descubierto por Juan Díaz de Solís en su búsqueda de un paso hacia el Pacífico. Muere durante su exploración y es devorado por caníbales, según las crónicas. Madrid no le ha dedicado ni una pequeña calle.

Posteriormente llega Pedro de Mendoza y en 1536 funda el Puerto de Santa María del Buen Ayre, más tarde conocido como Buenos Aires, ciudad que tiene en Madrid toda una avenida en Palomeras Bajas, a 7 kilómetros de la Puerta del Sol, aunque no así su fundador, que no ha dejado una miserable huella en el callejero capitalino.

miquel uni alcala

Calle Núñez de Balboa

Vasco Núñez de Balboa, nacido en Jerez de los Caballeros, Extremadura, llegaría a América en 1500. Establecido en La Española intenta la agricultura, pero se endeuda y no consigue prosperar, así que en 1509, para librarse de sus acreedores en Santo Domingo, se embarca como polizón en una expedición ajena a Panamá, se mete en un barril con su perro, Leoncico.

En septiembre de 1513 se adentra en las selvas panameñas y los indígenas le hablan de un mar al otro lado. Se pone en marcha rumbo al oeste y el 25 de septiembre ve desde una cima una gran mancha de agua y el 29 toma posesión de el nuevo océano en nombre de Carlos I. Lo llamaría “Mar del Sur”, el nombre de Pacífico se lo daría Magallanes al alcanzarlo desde el Atlántico.

toros de guisando [1600x1200]

La calle Núñez de Balboa está en el Barrio de Salamanca. A unos 4 kilómetros de la Puerta del Sol, mide dos kilómetros de largo, es de una sola dirección, Paralela a Velazquez es una vía eminentemente comercial y residencial en un barrio tranquilo y tradicionalmente poblado por gente de clase media alta. Comienza en la Pedro de Valdivia y termina en Alcalá, frente al Retiro.

Aunque es una buena calle, comparada con la majestuosidad de la Plaza de Colón, no parece corresponderse con la importancia del descubrimiento del extremeño. Encontrar el Pacífico o el mar del Sur como llamó Balboa al gran montón de agua que divisó el 25 de septiembre del 1513 es el acontecimiento más importante tras el hallazgo del nuevo continente pues supuso corroborar que el planeta era redondo y que América era efectivamente América y no las Indias como se empecinaban en afirmar el almirante genovés.

Tampoco debería extrañarnos, teniendo en cuenta que ni el Océano Pacífico ni el Mar del Sur tienen hueco en el callejero de la capital.

 

Anuncios
Categorías: 100 Países en Moto, Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “100 países en moto. Nº81 España

  1. “desprecio por su mejor historia y sus mejores hombres”. Qué razón tienes….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: