100 países en moto por orden alfabético. Nº57 México


DCIM100MEDIA

 

México fue el país elegido para rodar la 2ª temporada de la serie de Televisión Española Diario de un Nómada. Decidí recorrer el Camino Real de Tierra Adentro desde Santa Fe (USA) a México DF. Es la ruta comercial más antigua de América, patrimonio de la Humanidad de la Unesco, y un itinerario de máximo atractivo. De las notas tomadas durante aquel viaje rescato estos párrafos.

El segundo tramo mejicano del Camino Real de Tierra Adentro comienza en Torreón, a unos doscientos cincuenta kilómetros al sur de Chihuahua. Arranco a las seis de la mañana con las calles a oscuras y vacías. Madrugar se impone por la mucha distancia que hay que recorrer cada jornada en esta desolada zona del Norte, pero sobre todo porque está rigurosamente desaconsejado viajar de noche. Es cuando suceden los asaltos y secuestros. Las “levantadas”, como dicen aquí.

IMG_0207

Veo el amanecer en ruta. El espectáculo es sublime con el sol naciendo sobre la sierra pelada. Adelanto una impresionante columna militar. Los soldados van armados hasta los dientes. El anterior presidente detuvo a algunos capos. Los narcos plantaron cara a los federales con armamento de guerra. Tuvo que intervenir el Ejército. Comenzó una guerra no declarada. No falta gente que afirma que el problema de la violencia es también político, que los políticos son corruptos bien porque los ha comprado el narco o bien porque ya eran narcos que han comprado sus cargos políticos.

 

IMG_0608

Al final de la serranía, aparece el llano salpicado de chumberas y cultivos. Y al fondo, la gran ciudad de Durango. Fundada en 1563 por el vasco Francisco de Ibarra como capital del reino de Nueva Vizcaya. La ciudad vivió del hierro y de la plata. Dicen que su casco histórico tiene mil edificios catalogados y que es un de los más bellos y mejor conservados del país.

IMG_0531

La catedral de barroco colonial preside la plaza Mayor. El ágora bulle de vida. Decenas de rostros que merecen una foto. Limpiabotas, afiladores, paseantes, niños, madres, ociosos y atareados. También hay policías y una especie de vigilantes con uniforme de pantalón azul, polo blanco y porras. Como me dice un escritor que tiene un puesto de libros usados, en el centro de Durango la cosa está tranquila, pero fuera, en los pueblitos, las carreteras o los barrios, el narco sigue asesinando.

IMG_0403

—La balasera continúa. Somos prisioneros en esta ciudad. Vivimos en Duranguetto, como titulé uno de mis libros.

 

En la Plaza de los Fundadores una placa recuerda que Durango y Nueva Vizcaya no tuvieron paz definitiva porque una tribu india mantuvo la resistencia ante los conquistadores hasta 1619. Tal vez es que la vida mejicana no ha cambiado mucho desde los tiempos de la colonia.

IMG_0551

La siguiente posta en el Camino Real es Zacatecas. La ruta que lleva hasta allí desde Durango es una de las que tiene peor fama. Especialmente, entre las pequeñas localidades de Sombrerete y Fresnillo. Fueron habituales los asaltos a conductores y los ataques a los federales. Aseguran que ahora mismo las cosas están tranquilas pero esta misma mañana leo en el periódico que ayer robaron y apalearon a un conductor en Fresnillo a las tres de la tarde.

IMG_0398

La ruta atraviesa la sierra de los Órganos. El cielo está gris y feo. Hace frío. De pronto veo el cartel de Trópico de Cáncer y me resulta increíble. Esta árida región poco tiene que ver con lo tropical. Como una exhalación, atravieso con mi motocicleta los enclaves de Sombrerete y luego Fresnillo. No hay incidente alguno. Todo parece normal, si entendemos por normalidad que haya sucesivas patrullas de federales armados y controles militares.

IMG_0423

 

Sin novedad aparezco en Zacatecas, otra ciudad colonial. Pero resulta muy diferente a Durango. Aquella era plana, esta es empinada. Está desparramada sobre un cerro. La catedral resulta fastuosa y las calles de viejos adoquines y lso edificios de piedra son muy pintorescas. Pero el desfile de militares y federales en 4×4 blindados y las armas largas en ristre entristece un poco.

IMG_0059

La pequeña y coqueta población de Guanajuato aparece un centenar de kilómetros después. Otra ciudad colonial llena de iglesias y bellas casas de dos pisos completamente arracimadas unas sobre otras en el escaso terreno disponible. Tiene embrujo auténtico. Frutas, tacos, limpiabotas, indígenas, pillos, pícaros, borrachos, caballeros de terno severo que parecieran salidos de otro siglo, aunque en realidad México parece que en parte vive en otro siglo.

IMG_0866

 

El paisaje se hace más mediterráneo y fértil. Hay más cultivos, más gente, más vida y más tráfico. Las distancias entre poblaciones son menores. Llegar a Santiago de Querétaro lleva apenas dos horas. Se ven menos controles, menos armas. En el centro aparece la belleza arquitectónica y monumental de una población colonial conocida por tener una de las rentas per capita más altas de México y muy bajas tasas de criminalidad.

IMG_0958

En una de las plazas del centro hay limpiabotas. Es un oficio muy habitual en México. Decido hablar con uno

 

—¿Cuántos años lleva usted lustrando calzado?

 

—46.

 

—¿Y ha visto cambiar mucho la ciudad?

 

—Yo no he salido de esta plaza. Son 46 años sin vacaciones ni un día de descanso. De siete a siete. Esta plaza no ha cambiado mucho, pero lo que sí ha cambiado son los zapatos. Los jóvenes han perdido la formalidad en el vestir y hoy hay mucho calzado deportivo. Este oficio se pierde.

IMG_0183

Frente a mí hay una gran iglesia de barroca fachada. Es el templo de San Francisco. En ella está labrada una figura. Es un hombre a caballo que esgrime una espada. A sus pies hay dos hombres vencidos. Uno de ellos aparece decapitado. La cabeza está tocada con un turbante. El enemigo caído no es indio, es musulmán. Es la imagen de Santiago Matamoros. El apóstol guerrero que ayudó a los españoles a vencer al Islam en la reconquista. De ahí viene el famoso grito guerrero “Santiago y Cierra España”.

IMG_1331

Las crónicas españolas del XVI cuentan que el apóstol se apareció a los conquistadores para ayudarles en su batalla contra los indígenas chichimecas. Por eso a la ciudad se la llamó Santiago de Querétaro, como me cuenta el limpiabotas.

—Lo de Santiago lo añadió un gobernador. Antes solo se llamaba Querétaro—explica mientras lustra mis cansadas botas de motorista—, los gobernadores en México son como los perritos, les gusta marcar el territorio para que los recuerden.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Categorías: 100 Países en Moto | Etiquetas: | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “100 países en moto por orden alfabético. Nº57 México

  1. Muy bonitas e interesantes las narraciones y datos históricos que cuentas aquí y que siempre me gusta mucho más cuando se trata del paso de España y su historia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: