100 países en moto por orden alfabético. Nº51 Líbano


beirut

 

El Líbano es un pequeño país de Oriente Medio con una historia muy particular pues su diversidad religiosa y étnica se remonta a la época de las Cruzadas. El noble francés Godofredo de Bouillon conquistó Tierra Santa en 1099. Su hermano Balduino I sometería el puerto de Beirut en 1110 y lo incorporaría al Reino Cruzado de Jerusalén. Desde entonces, los primitivos cristianos seguidores de San Marón, se vincularon a la Iglesia Católica. Cuando los drusos empezaron a matarlos ante la indiferencia del Sultan Otomano, Francia intervino en 1860, y se quedó hasta 1946. El francés es desde entonces lengua oficial y estandarte cultural de las clases altas libanesas. Curiosamente, quien primero luchó contra los franceses fue la Falange Libanesa que fundó el cristiano Pierre Gemayel tras un viaje a España en el que conoció la organización de Primo de Rivera.

He estado en El Líbano en dos ocasiones. La primera en 2009 durante el viaje narrado en el libro La emoción del nómada, la segunda en 2010 en un recorrido por toda la orilla sur del Mediterráneo que todavía no se ha publicado. Los siguientes párrafos forman parte del diario de ese último viaje.

lebanon flag

El Líbano es un país recorrido por dos cordilleras paralelas. En medio encontramos el valle de la Bekaa, donde está Baalbek, la vieja Heliopolis o Ciudad del Sol, un yacimiento romano espectacular. Las leyendas afirman que tiene poderes esotéricos, que se celebraban bacanales sexuales, que es un punto cósmico de equilibrio. Hasta aquí llegaron precoces viajeros que grabaron su nombre en las piedras, como hizo en el interior de una exedra un tal Joseph Constantin en 1880. En el patio del Templo de Baco se celebra un célebre festival donde han actuado desde Karajan a Joan Baez.

barbed wire baalbek

La localidad es territorio de Hizbollá. Los taxistas cuelgan del retrovisor cuentas y cordones verdes; el color del Partido de Dios. Los turistas del ideal compran camisetas alegóricas del martirio antisionista. A tan solo treinta kilómetros se encuentra Zhale, ciudad católica con treinta iglesias y alegres muchachas vestidas de corto y rimel. En el Mc donalds local sirven un menú de vigencia planetaria: coca cola, big mac, patatas fritas… Pero la sorpresa acontece al entrar en el baño: ¡esta limpio!

hizbola sign 2

Multitud de check points. Tanques, ametralladoras, sacos terreros. El país parece haberse acostumbrado a un estatus quo de permanente militarización y caos circulatorio. Nadie parece encargarse de dirigir el tráfico ni de poner freno a la profusión publicitaria. La carretera que lleva a Beirut está plagada de carteles de propaganda comercial.

me at baalbek

La ciudad surge colapsada por el atasco. El Paseo de la Corniche con la Gruta de las Palomas quizá sea la única atracción turística que no consista en recuerdo bélico. Mientras contemplo la puesta de sol sobre el mar se forma el consabido tumulto alrededor de la moto con espontáneos que se suben, se hacen fotos y hasta se prueban mi casco. Si no fuera por la profusión de gomina y afeites con que se peinan por aquí no me molestaría tanto

bunker

Rumbo al sur. En Sidon no dejan entrar motos. Motivos de seguridad dice el soldado del control. Intento la carretera secundaria. Hay pueblos pequeños poblados por hombres que visten bombachos y ceñido tubantito blanco. Son los drusos. Uniformados cierran el paso a partir de Jizzin. Es zona bajo control de Naciones Unidas. La frontera con Israel está cerrada. Me indican que para salir del país he de regresar a Siria.

beirut not pics

Anjar. Ciudad construida en el VIII por los Omeyas y declarada Patrimonio de la Humanidad. Fue centro comercial en el concurrido cruce de las rutas a Baalbek, Homs y Damasco. A la salida del yacimiento, un anciano me aborda en español. Es armenio libanés, tiene 88 años y parece hecho de piedra. La ciudad nueva está poblada por armenios. El origen de su asentamiento se remonta al genocidio perpetrado por los otomanos a comienzos del XX. Algunos no se dejaron matar y se refugiaron en el monte turco de Musa Dagh, cerca del Golfo de Iskenderun.

beirut (5)

Resistieron cuarenta días hasta agotar víveres y municiones. Afortunadamente, los franceses enviaron buques de guerra para rescatarlos y tomaron el control de la provincia turca de Hatay. En 1939 se cerró un acuerdo por el que Francia devolvía a Turquía su territorio y se fundaba en El Líbano el pueblo de Arjan para los refugiados.

check point

Mi amigo me cuenta que del 52 al 62 viajo por el mundo y en tres meses aprendió el español “porque es una bella lengua de pájaro que me gustó mucho en cuanto la escuché”. Con una voz profunda y rica de sencillo hombre sabio me desea en un castellano de ecos porteños que vaya lindo mi camino de regreso a casa.

Si quieres leer La emoción del nómada puedes pedírmelo dedicado en info@miquelsilvestre.com

La emoción del nómada - Cubierta

Anuncios
Categorías: 100 Países en Moto | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: