100 países en moto por orden alfabético. Nº15 Colombia


 IMG_9720

Conocí Colombia durante mi viaje para rodar la primera temporada de la serie documental Diario de un Nómada para Televisión Española. Venía desde el Estrecho de Magallanes y me dirigía a Panamá. Colombia era el 9º país de mi ruta sudamericana tras Ecuador. Los siguientes párrafos están extraídos del libro Diario de un Nómada que publicó Plaza & Janés sobre los pormenores de aquella gran aventura.

 

 

Teresa ha venido a Quito. Va a acompañarme durante el viaje por Colombia. Es el mejor final que podía tener esta aventura. Salimos todos juntos por la mañana rumbo a la frontera. Aunque llevo muchos países a cuestas y algunos tenían mala fama como Irak o Zimbabue, una cierta inquietud me acompaña. Colombia tiene una reputación terrible por narcotráfico, guerrilla y delincuencia común. Soy de los que piensa que los medios de comunicación nos mienten continuamente sobre la seguridad de los países y que por el mero afán de vender se exacerban las historias tremendistas y el miedo, pero uno tampoco es del todo inmune a la propaganda del temor y algo de prevención se había instalado en mi espíritu.

La frontera de Ipiales aparece al atardecer. Es un transitado paso internacional. Hay mucha gente y una actividad frenética a uno y otro lado. Poco a poco sorteamos todos los trámites burocráticos, incluido el seguro obligatorio que necesitaremos para circular por Colombia. Lo único que nos falta es conseguir dinero local. Pero en las aduanas siempre suele haber cambistas, de modo que no tardamos en localizar uno de ellos. Es un hombre de unos cuarenta años, moreno y afable. Sujeta un tremendo fajo de billetes y de su pechera cuelga una tarjeta que lo identifica como cambista oficial.

IMG_9733

—Hola—saludo—. Te voy a dar estos dólares que me han sobrado de Ecuador, a ver cuánto tenemos.

 

—El cambio oficial ahora mismo está a 1 dólar, 1.915 pesos; y 1 euro te lo cambio por 2.200 pesos.

 

Observo que el tipo hace un buen cambio por el dólar pero un cambio pésimo por los euros, que en internet he visto estaba casi a 2.900 pesos colombianos, pero es que la divisa europea no la usa aquí casi nadie mientras que el dólar americano sigue siendo el rey.

 

El cambista estampa un pequeño sello en cada billete. Cuando le pregunto me dice que es por la seguridad de mi dinero, así cuando lo vean en un comercio sabrán que es auténtico y que procede de una casa de cambio oficial.

 

—Porque aquí hay bastante problema con la falsificación de la moneda—sugiero.

—Eso sucede en Colombia, Ecuador, Perú… En Perú hacen muy buen dinero también.

—Hacen buen dinero falso—digo.

—¡Claaaro!—exclama él entre risas.

 

Examino los billetes y veo que uno está roto. Esto es un grave problema en Sudamérica. Nadie quiere dinero deteriorado. Nos han rechazado muchas veces billetes rajados o viejos. Como no estábamos advertidos de esta manía latinoamericana aceptábamos el cambio tal y como nos lo daban, sin darnos cuenta de que los comerciantes utilizaban al extranjero incauto para deshacerse de su moneda en mal estado.

 

—Dame uno que no esté roto que luego tengo problemas—le digo—. A la gente no le gusta los billetes rotos.

 

El cambista accede no de muy buena gana, pero me entrega una nota de curso legal impecable. Ya podemos irnos.

IMG_9723

El nuevo país recibe con una naturaleza grandiosa y unos paisajes que conmueven al viajero. Recorremos unos Andes poblados de vegetación y nos asomamos a los precipicios hondos y salvajes del rió Guáitara. Detengo la moto para contemplar tamaña belleza natural. Nosotros ya estamos algo acostumbrados a la cordillera pero mi novia es la primera vez que la ve y queda pasmada. Me gusta descubrir esa sorpresa en su rostro. De algún modo al descubrir este mundo de viaje aventurero nos acercamos más y puede entender mejor qué me lleva a hacer estas cosas y enfrentar la dureza de travesías continentales de decenas de miles de kilómetros por carretera.

IMG_9727

Pasamos la primera noche en la ciudad de Pasto, no muy lejos de la linde fronteriza. Me recomiendan un restaurante y Teresa y yo vamos caminando. El paseo al anochecer es agradable pero revela la metamorfosis que sufren estas ciudades sudamericanas. Durante el día la vida es normal y son seguras, pero al caer la oscuridad, se despueblan y solo quedan los personajes marginales. Es entonces cuando se vuelven peligrosas o al menos inquietantes.

IMG_9871

Durante el nocturno recorrido le cuento a mi novia que San Juan de Pasto tuvo una historia terrible durante la guerra de Independencia de Colombia, pues la ciudad se mantuvo leal a la causa realista española bajo el mando del oficial mestizo Agustín Agualongo, quien durante trece años lideró la oposición armada a los ejércitos del libertador Simón Bolivar. El 24 de diciembre de 1823 los libertadores tomaron la ciudad y mataron más de 400 civiles entre hombres, mujeres y niños por el delito de ser leales a la corona española. Un coronel venezolano empujará personalmente a siete matrimonios atados juntos al abismo del Guáitara.

 

Agualongo, primer mestizo en llegar a Brigadier en el ejército español, fue traicionado por antiguos camaradas y capturado en Popayan en 1824. Se le ofreció vivir si juraba la constitución de la República de Colombia. Exclamó “¡Nunca!”. La condena a morir fusilado fue inmediata. Pidió vestir el uniforme de coronel realista. Ante el pelotón, dicen que sus últimas palabras fueron “Si tuviera veinte vidas estaría dispuesto a inmolarlas por la religión católica y por el rey de España”. Pero ni ese rey ni esa España por las que tanto luchó supieron nunca quien fue ni les importó un carajo su honrosa muerte.

Puedes pedirme dedicado Diario de un Nómada en info@miquelsilvestre.com

 

FAJA diario de un nomada-2

Anuncios
Categorías: 100 Países en Moto | Etiquetas: | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: