La vuelta al mundo que cambió mi vida


Hay acontecimientos que cambian la vida de las personas. Algunos son imprevisibles e involuntarios, cosas buenas o malas que te suceden por casualidad. Otros son voluntarios en cuanto queridos, pero inesperados en cuanto sus consecuencias. En mi vida como escritor y contador de historias, he tenido varios de estos cataclismos. Uno fue dejar mi trabajo como registrador y marcharme en moto a Irlanda. Eso me llevó a descubrir la historia de la Armada Invencible allí, sus veinticinco barcos naufragados en aquellas costas y al capitán de Cuéllar y su inaudita epopeya que narré en mi libro La Fuga del Náufrago. Ese acontecimiento me llevo a dedicarme a buscar la historia española más olvidada.

Otro acontecimiento decisivo fue cruzar África en solitario en aquella vieja R80 G/S a la que llamé La Princesa. Escribir el relato de aquella aventura a lo largo de 14 países africanos en el libro Un millón de piedras me hizo comprender que era mucho más rico el mundo que no conocemos que cualquier argumento de ficción que yo pudiera imaginar. Desde entonces ya no escribo novelas y solo me dedico a libros de viajes porque en ellos puedo contar todo lo que me importa: el amor, el miedo, el sentimiento religioso, mis opiniones políticas, observaciones sociológicas, historia española, emociones profundas y hasta cometer un error y ver que un célebre escritor de viajes lo copia y repite, demostrando así que aun sin citarte por ello le has servido de inspiración.

Ahora se está emitiendo una serie de televisión sobre mi última aventura por Sudamérica. Una serie profesional de 13 capítulos. Y ¿cómo he llegado a hacer esto sin conocimientos sobre la materia ni amigos en el medio? ¿De dónde salió mi afición a filmar los viajes y darles un relato audiovisual? Eso surgió durante la vuelta al mundo REO, acrónimo de Ruta de los Exploradores Olvidados, que realicé a lo largo de 15 meses del 2010-2011, y que me llevó a ser el primer español que llegaba en moto a Filipinas en 450 años de historia común. Fue durante ese viaje que empecé a filmar y sobre todo, a editar yo mismo el material que filmaba. De la nada en Youtube pasé a ser un pequeño personaje de las Redes Sociales y hoy veo que mi canal supera el millón seiscientasmil reproducciones de vídeo y que alguna de mis películas llega a las 50.000 por sí sola.

Y todo comenzó ahí, cuando en India decidí hacerme cargo del montaje de aquellas primerizas filmaciones y enseñar un viaje real, con lo bueno y con lo malo, y a hacerlo con un descaro y desparpajo que me salieron naturales en cuanto comprendí que lo mejor para contar historias en vídeo era aplicar el mismo sistema que al escribir: ser uno mismo y ser sincero.

Así que ahora que tengo tiempo, voy a dedicarme unas semanas a montar de nuevo todo aquel viejo material para contar aquella vuelta al mundo que cambió mi vida.

Anuncios
Categorías: situaciones | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “La vuelta al mundo que cambió mi vida

  1. Eugenio Rodriguez Cepeda

    Al fin y al cabo, un registrador es un profesional del libro. Del libro de inscripciones con el guión marcado por el título inscribible o del libro de viajes sin guión ni modelo predeterminado. Así que ¡anda! concursa a un registro (el viernes, 24, se publicó, por fin, el concurso ordinario) y vuelve “a casa”. Además, es tan escaso el trabajo ahora en los registros que tendrás tiempo para inscribir, anotar y cancelar, y para pensar, crear y escribir.

    Me gusta

  2. Saludos a la distancia. un fuerte abrazo. bendiciones y buenas rutas. slds

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: