Respuesta a un mensaje de Facebook de un amor de verano de los 17 años


vendo-fiat-uno-turbo-mk1_0

Isabel. Sí, ahora recuerdo. Recibí tu mensaje en Facebook hace varios días. Leo los mensajes muy pronto por la mañana, cuando todavía estoy un poco adormilado. Con el café y la lectura voy espabilando. Me llegan muchos correos de gente desconocida que me felicita, me pide consejo o directamente me cuentan sus ansias de libertad. A veces, por el caudal acumulado en la noche y por lo perentorio de algunas obligaciones, no me da tiempo a contestar a todos. Y eso fue lo que pasó con el tuyo porque a pesar de la familiaridad con la que me hablaste no te recordaba. No recordaba a ninguna Isabel que tuviera algo que ver conmigo, con mi juventud y con Denia, únicas ubicaciones fiables de tu mensaje en lo temporal y lo geográfico. Tampoco me decía mucho la fotografía adjunta. Veía una mujer atractiva y con aspecto inteligente pero que no resultaba familiar.

“No se sí te acordarás de mí. Denia, verano , Manolo , tu madre , la mía, la tienda… Ja, cuantos recuerdos.
Ayer me llamo mi madre y me hablo de ti, alguien conocido no me acordaba de tu apellido, pero se que querías ser registrador…. Me metí y efectivamente … Leí : joven registrador pide excedencia para viajar en su moto. Seguí husmeando y me metí en tu web, y empece a ver tus vídeos, y leer tu diario nómada , me han conmovido muchos momentos , Con el accidente de Mónica y la muerte de tu amigo Juan Carlos. Me parece fascinante el modo en que transmites tus emociones , lo sólo que te debes de sentir en muchos momentos, a la vez que libre como tu bien dices. Yo nunca he sido motera, al contrario que toda mi familia, son unos apasionados,recorrían toda Europa en sus motos, fue una época muy especial, que duró varios años. Espero que disfrutes de tus viajes y seas libre y feliz.

Soy Isabel XXX”

Sinceramente, olvidé el mensaje entre la hojarasca de tantos y tantos correos. Han pasado tal vez cuatro o cinco días desde que lo mandaste y probablemente no me hubiera vuelto a acordar nunca de él. Pero hoy estaba en el gimnasio entrenando con las pesas, actividad que no he abandonado desde la juventud, y que junto al footing diario, me ha permitido esta vida aventurera tan exigente físicamente ya bien superada la cuarentena, edad en la que ambos nos encontramos. Como te decía, me hallaba en el gimnasio sudando y escuchando música en los auriculares. Sonaba una canción de F.A.N.T.A, un grupo punk rock, y es que siempre me gustó ese estilo musical. La canción se llamaba “Verano de amor”. Y entonces, de pronto, me vino a la cabeza el correo y también tu recuerdo. ¡Claro! tú fuiste un amor de verano de cuando tenía 16 o 17 años. Tan intenso y tan efímero como son los amores de verano. Duró eso, dos meses mal contados y nunca nos volvimos a ver salvo un breve encuentro en Valencia que demostró que los amores de verano no sobreviven al siguiente otoño.

Quizá te extrañe que te conteste el mensaje en público y no en privado. Las razones son dos. La primera y más importante es que nunca mantengo conversaciones privadas en Facebook con mujeres; es una norma básica que sirve para mantener estable mi relación actual y evitar cualquier tipo de confusión o equívoco. Cuántas parejas se han destruido porque uno ha visto los mensajes privados del otro. Algo tan prosaico y banal no estoy dispuesto que me suceda a mí. Soy escritor y en Facebok toda mi actividad es pública. La segunda razón es precisamente que soy escritor. El fogonazo emocional que supone el encuentro a través de las RRSS de antiguos amores es algo que seguramente todos estamos viviendo en mayor o menor medida desde que estamos metidos en la posmodernidad electrónica. Vale la pena comentar algo sobre este fenómeno. Dicen que una de las utilidades principales de Facebook es hallar antiguas novios o novios. Recuerdo que yo mismo encontré así a una mujer que hace muchos años fue mi primera amante, y aquí me han encontrado ya varias ex. Cierto es que en ningún caso he propiciado el reencuentro personal pues ya conozco las consecuencias que el tiempo causa y creo que es mucho mejor mantener el recuerdo tal y como fue.

Y por eso me alegro tanto de tu mensaje, porque has hecho revivir el recuerdo olvidado de uno de eso tiernos amores de verano que todo adolescente debe experimentar en su vida. Creo que tú fuiste el primero que viví. Recuerdo por ejemplo que te fijaste en que yo vestía un plumas en plena Semana Santa del Levante, soleada y calurosa, convencido de la peregrina teoría de que aquella cobertura me mantendría a salvo del calor reinante. Recuerdo también que eras bellísima, de las chicas más guapas que había visto nunca y que me encantaba pasar tiempo contigo, aunque no tuviéramos vehículo propio y siempre dependiéramos de que algún adulto nos acercase. Y quizá por eso recuerdo perfectamente que tu madre tenía un Fiat 1 Turbo, un coche bastante raro por aquel entonces. Siempre me han gustado los trastos a motor y aquel utilitario veloz no era muy frecuente. Era gris, con una raya roja en el lateral, y era un pequeño bólido. Cosas de la memoria, tan selectiva ella. Tú te has unido en mi recuerdo a un Fiat 1 turbo. Ya no se ven, pero durante años, cada vez que veía uno de esos minideportivos, me acordaba de ti. Tu recuerdo duraba lo que el adelantamiento del Fiat, pero durante esos segundos, yo sonreía y luego seguía pensando en mis cosas.

Quizá por eso, porque ya no circulan, dejé de acordarme de ti hace años y por eso no reconocí la remitente cuando recibí tu mensaje, porque los Fiat 1 han desaparecido de mi vista como lo habían hecho de mi vida los fugaces amores de verano. Gracias por haberlos traído de nuevo a mi memoria.

Que seas muy feliz en tu vida, muy libre y que los Fiat 1 Turbo sigan circulando en algún lugar del recuerdo.

Anuncios
Categorías: situaciones | 5 comentarios

Navegador de artículos

5 pensamientos en “Respuesta a un mensaje de Facebook de un amor de verano de los 17 años

  1. Tio, eres el puto amo.

    Me gusta

  2. Muy bueno, eres un escritor rocoso…exhumar y volver a enterrar.Grande.

    Me gusta

  3. Genial!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: