La otra Ruta 66: La Old Spanish Trail o el viaje de las 7 preguntas.


cartel old spanish trail

La iconografía motorizada estadounidense ha construido la leyenda de la Ruta 66, carretera abierta en 1926 que conectaba Chicago con Santa Mónica a lo largo de 3940 kilómetros. La vía sirvió para llevar inmigrantes al oeste durante la Gran Depresión y se hizo famosa gracias a un blues de finales de los cuarenta y a una serie de televisión en los sesenta. Había nacido el mito de la recta interminable. Aunque la ruta desapareció en 1985, miles de turistas se lanzan cada año buscando el sabor de road movie norteamericana.

San Marcos

Existe, sin embargo, otra ruta histórica menos conocida pero quizá más interesante, sobre todo para los muchos españoles que viajan cada año a Estados Unidos. La Old Spanish Trail. Va desde St Agustin, en Florida, hasta San Diego en California. Atraviesa ocho estados y recorre 4.000 kilómetros. A diferencia de la R66, la OST supone un auténtico costa a costa, del Atlántico al Pacífico, y sobre todo se asienta sobre el profundo pasado español en Norteamérica. Parte de la primera ciudad fundada en USA, por el asturiano Pedro Menéndez de Avilés, y llega hasta la primera ciudad fundada en la costa oeste, también por españoles.
Florida

Me he especializado en seguir en moto itinerarios históricos de exploradores españoles, de modo que la OST no podía faltar en mi historial. Por eso me encuentro recorriendo La Old Spanish Trail como comienzo de mi Ruta Exploradores América que ha de llevarme a Patagonia. El nombre de mi aventura es “El viaje de las 7 preguntas” porque a lo largo del recorrido voy planteando una serie de cuestiones sobre herencia española en Estados Unidos y resolviéndolas en los videos que cuelgo regularmente en mi canal de Yotube y emite RTVE en La Aventura del Saber así como algún canal autonómico. Los primeros interrogantes resueltos han sido quién fue el primer niño europeo nacido en lo que hoy es USA y quién fue el primer general negro de América. Creo que la sorpresa está asegurada al descubrir las respuestas.

Desde mi salida de St Agustin, fundada en 1565 por Menéndez de Avilés, he visitado Orlando para pasar mi cumpleaños con mi hermana, su marido y mis sobrinas. La condición de ex militar afroamericano de mi cuñado me ha permitido contar a su familia la curiosa historia sobre el primer general negro de Norteamérica, que no fue el famoso Davis de la II GM, sino otro mucho más desconocido.

De allí viajé a Tampa, lugar de desembarco de la expedición de Pánfilo de Narváez en 1528, para encontrarme con Don Sheppard, autor de la web Historia de Florida quien me ha resuelto unas cuantas dudas y me ha ofrecido unas declaraciones interesantísimas que arrojan luz sobre los motivos de Hernando de Soto, uno de los hombres más ricos de su tiempo, para invertir toda su hacienda y su vida en una inexplicable exploración a lo largo de 4000 millas en Estados Unidos.

spanish fort alabama
Marché a Tallahassee, donde se supone acampó Hernando de Soto en el invierno de 1539 antes de comenzar su larga expedición, me dirigí luego a Pensacola, fundada en 1559 por Tristán de Luna, uno de esos personajes malogrados por los hechos y por la historia. Su emplazamiento debía haber sido el primer asentamiento en Norteamérica; la protegida bahía de Pensacola era idónea para ello, pero el numeroso grupo de colonos fue diezmado por uno de esos terribles huracanes que de vez en cuando azotan esta zona lindante con el Caribe y su empeño fracasó. En España no es nadie pero al menos los norteamericanos le han dedicado un recuerdo en forma de plaza en la ciudad que intentó fundar.

pensacola

Atravesé la bahía y llegué a la de Mobile, en la actual Alabama. Este puerto fue conquistado en 1780 a los ingleses por Bernardo de Gálvez, único español con estatua en la Avenida de los Libertadores de Washington por su ayuda a la Revolución Americana. Todo el camino está lleno de placas, plazas, calles dedicadas a los españoles.

misisipi

He cruzado también el estado de Misisipí porque en este pequeño tramo tienen su única salida al mar a través del Golfo de México cuatro estados; ahora mismo me encuentro en Nueva Orleans, capital de la Luisiana Española. Estoy a poca distancia del gran río que glosara Mark Twain y descubriera un español, el protagonista de una nueva pregunta que en breve os formularé. Ha pasado a la historia como su descubridor aunque, a juicio de Don Sheppard, el día que lo encontró tuvo que ser el más amargo de su vida. He entendido lo que el historiador ha querido decir y eso me servirá como argumento para un juicio sobre lo que los grandes hombres que arriesgan todo esperan encontrar y al final encuentran en realidad.

Cuando pase la lluvia que ahora cae sobre Nueva Orleans, atacaré Texas a través de la OST para cometer el recorrido por los grandes espacios del Oeste, escenario de los exploradores españoles mucho antes de que ningún anglosajón hubiera pisado Norteamérica. Estoy deseando llegar al Oeste, donde la gente es poca y el territorio inmenso. Hasta ahora he viajado comprimido por una humanidad inagotable en el este del país, pero allá, al otro lado del horizonte es donde uno se encuentra solo consigo mismo y donde cobra más significado el legado de estos pioneros.

OST

La Old Spanish Trail, tan auténtica como la Ruta 66 pero con todo el sabor del legado español en Estados Unidos a través de 4.000 kilómetros y siete preguntas.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: