Operación Sahara. El comienzo


playa 6

Comienza Operación Sahara. Pero algo ha cambiado. Esta vez no lo haré solo. La complejidad creciente de mi trabajo y la necesidad de conseguir un resultado audiovisual de mayor calidad hacen que esta vez viaje con dos compañeros. Ismael y Jesús serán mis hombres en la sombra; éste ejercerá de cámara y aquel conducirá el coche de apoyo, un Land Rover Discovery 3 que conservo de los tiempos en que yo era un burgués acomodado.

IMG_5908

Lo guardé hace 5 años con apenas 30.000 kilómetros. Durante todo este tiempo de vagabundeo me he resistido a venderlo pensando que si un día volvía a necesitar un coche no podría permitirme comprar uno mejor que éste. Pues para mí sorpresa, ese día ha llegado. Ahora comprendo lo acertado de mi decisión. Con este todo terreno puedo acometer esta empresa, y las que vengan pues al ver los resultados de los primeros días de aventura sospecho que estoy comenzando un camino nuevo en el que un vehículo 4×4 de apoyo puede resultar esencial.

yendome pista

El viaje dio inicio en Madrid con la presentación que hice en el Bar Motor B de mi nuevo libro La emoción del nómada. Había mucha gente, tanta que a casi no cabíamos. Acudieron hasta dos equipos de televisión: La Sexta y Telemadrid cubrieron el acto y reseñaron la salida del viaje en sus informativos. Me da la impresión de que de algún modo estamos llevando la aventura motociclista a públicos, canales y escenarios nunca antes hollados, al menos en España.

pulgar

Me agrada pero en el fondo no me sorprende. Desde que empecé a viajar en moto y a rellenar mis libretas de notas pensé que el relato de semejantes aventuras era objetivamente interesante, incluso para quienes no montan en moto ni desean hacerlo. Literaria y visualmente, la motocicleta es un medio de transporte atractivo e icónico.

perfil

Teniendo en cuenta la antigüedad de la R50, a la que he bautizado como La Abuela, el transporte hasta Algeciras se hizo en remolque gracias a mi amigo Carlos Sanz Ferreiro, que a fuerza de ayudar a los motoviajeros ha convertido su cafetería Desiree en Tres Cantos en un lugar de referencia para los aficionados a esta modalidad de aventura. Yo viajé en tren hasta Andalucía junto a Jesús. En la ciudad nos esperaban los compañeros del Moto Club Moteros Gaditanos, quienes me habían organizado otra presentación. Allí conté con la inestimable ayuda de Ramón y su mujer, Alejandra, de Mónica y de Mario, quienes hicieron posible que la Abuela cupiera en el maletero del Land Rover. De ese modo, embarcaríamos en el ferry pagando un solo vehículo.

making off

Elegimos salir desde Tarifa con la naviera Inter Shipping. El trayecto apenas duró cuarenta minutos. Como detalle curioso, comentar que mientras esperábamos en la cola del barco se nos acercó el jefe de turno de la Policía Nacional y me espetó mientras estrechaba mi mano.

—Usted es Miquel Silvestre, ¿verdad? Tengo su libro.

No lo tenía allí, pero prometí dedicárselo a mi regreso.

making off 2

El trámite aduanero en Tánger resultó de una sencillez que me sorprendió. Es evidente que Marruecos a pesar de conservar todo su sabor y tradiciones, da pasos de gigante en la apertura al turismo y la modernidad. Cada vez que vengo encuentro el país más avanzado.

Mi plan inicial era dormir en Tánger, desempacar la moto y preparar la ruta, pero de pronto nos vimos en África a las 10:00 am debido a la rapidez del ferry, del procedimiento y a las dos horas de diferencia con España. Nos miramos y decidimos emprender rumbo sur inmediatamente sin ni siquiera bajar la moto del coche. Miramos el mapa y señalamos Agadir, más de 800 kilómetros, como destino. Si lo hacíamos en una etapa, estaríamos en las puertas de la antigua provincia española de Sidi Ifn, verdadero comienzo de Operación Sahara. Desde ahí podríamos atacar el desierto sin sufrir las aglomeraciones alrededor de Rabat, Casablanca y Marrakech. Así que compramos agua, unas tarjetas telefónicas de Maroc Telecom y nos pusimos en marcha.

IMG_6063

La autopista que recorre el reino Alauí de norte a sur, construida al parecer por una empresa española, es de inmejorable factura y el coche se comía los kilómetros. Fuera la tarde iba agotando al día y dentro nuestro humor era excelente con bromas y conversación animada. El Sahara nos esperaba y eso siempre es una promesa de aventura y diversión. Las muchas horas de conducción por turnos no nos pesaban demasiado pues estábamos impacientes por empezar el viaje de verdad.

IMG_5980

Agadir apareció cuando ya era de noche cerrada. No entramos al centro sino que nos alojamos en el motel que hay al lado de la gasolinera Shell. 170 dirhams la noche, unos 18 euros, lo más barato que se puede encontrar en una población de gran afluencia turística. Un coste moderado pero no tirado. El hotel estaba limpio pero en una zona industrial sin ningún atractivo. Marruecos parece haber dejado de ser el país barato que uno encontraba hace pocos años. Es el precio del desarrollo. Eso sí, el abundantísimo desayuno que tomamos al día siguiente en la cafetería de enfrente compensó todo. Por apenas cinco euros cada uno, comimos hasta hartarnos. Lo que necesitábamos porque el día iba a ser intenso.

grupo 2

Dejamos atrás la gran urbe con la moto todavía dentro del coche y en cuanto encontramos una zona despejada, la bajamos. Inflamos la rueda con el compresor, pusimos las alforjas textiles de Givi cedidas por Ubricar, la bolsa impermeable de Touratech que vino conmigo a Samarcanda, cebé los carburadores, di un par de patadas y el motor bóxer arrancó con un sonido que nos sonó a música. Y es que es música. Los chicos abrieron el portón trasero, pusieron el trípode y arrancamos rumbo a nuestro destino. Sidi Ifni.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Operación Sahara. El comienzo

  1. Miquel, no se si te consideraste algún día un burgués acomodado por comprarte un Dicovery 3 o es que lo eras, pero francamente te compraste un muy buen coche que no dudo te va a servir de forma ideal para tus viajes. Si tienes algún problema o duda con él no dudes en consultarlo en “www.discotr.es”, foro de usuarios de este coche, seguro que estaremos encantados de tenerte por allí. ¡Ah! y el mío es del mismo color que el tuyo, aunque yo no use BMW, me gusta el arranque a patada de mi monocilíndrica xt600. A ver si nos cruzamos algún día por esos caminos. Un saludo.
    Hall

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: