El peor barco del mundo


Imagen

Gracias a la posibilidad de programación de la fecha y hora del blog, espero que cuando este post se publique, estar metido en el peor barco del mundo. El que tiene que llevarme de Baku en Azerbaiján a Aktau, en Kazajistán. Lo conozco bien, o al menos lo conocí, porque puede ocurrir que el barco haya cambiado como muchas otras cosas que encuentro diferentes a como las viví en el 2009. O puede que yo ahora no lo vea tan terrible, especialmente después de haber tomado el atroz ferry que cruza de Asuán en Egipto a Wadi Halfa, en Sudán.

Sea como fuere, como no quiero que la nueva experiencia hurte protagonismo a la vivida, transcribo las notas que tomé en el 2009 y que junto al resto del diario de viaje conforman el nuevo libro que espero salga en septiembre con el título de La emoción del nómada. Pues aquí van algunos apuntes verdaderamente emocionante.

Imagen

“Cuando embarcamos nadie nos ayuda a atar las motos. Tengo que hacerlo con mis propias cinchas. Menos mal que llevo de sobra. Sudando como pollos, accedemos al barco. Es completamente irreal. Cuando crees que algo es lo peor de lo peor, en Asia Central siempre encuentras algo que resulta todavía empeorable. Sylvan y yo emergemos de la bodega cargados de bultos y encontramos un encantador comité de bienvenida. Cuatro horribles brujas malencaradas nos exigen los pasaportes desde detrás de un basto mostrador. Todo es tan perfecto en su atroz fealdad que exploto a reír. No les hace la menor gracia pero yo se lo encuentro a todo; de lo contrario tendría tentaciones de arrojarme por la borda.

El resto del barco no mejora la primera impresión de abandono. El pasillo desvencijado, el camarote arruinado, el baño asqueroso con el retrete sin agua y completamente embozado. Es increíble que las cosas funcionen. Pero hay restaurante. Apesta, está oscuro, las mesas están pringosas pero el gordo encargado azerí nos sirve cerveza a 400 tengues. Nos sentamos el grupo de viajeros: la pareja británica, el matrimonio suizo, los dos franceses y el bruto español. Sacamos todos los billetes que nos quedan. Una pequeña fortuna que quemamos de inmediato. Nos ponemos tibios a falta de otra cosa que hacer.Imagen

Saco el caviar y el vodka que nos ha sobrado de la acampada de ayer. Felices, atacamos los manjares. Celebramos que el barco por fin se esté moviendo. Adiós Kazajstán. Adiós Asia Central. Completamente borracho y agotado, me quedo dormido en el bar. Despierto con resaca y húmedo de una espesa transpiración. Tambaleándome, me arrastro hasta el camarote. Samuel languidece enfermo en el catre. El chaval tiene el estómago delicado. El calor es de sauna. Sudo y sudo y sudo hasta que me olvido que sudo y consigo dormir.”·

Imagen

Continuará en Aktau, si todo va bien.

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “El peor barco del mundo

  1. .
    Arrggg!!!

    Me gusta

  2. me mola, a ver cuando sale el libro, ya tengo ganas

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: