DIARIO DE UNA DISTOPÍA. CAPILLA SIXTINA

Cuando hice el servicio militar con 21 años me detectaron una leve miopía, alrededor de 0,5 dioptrías, que hacía innecesario el uso de gafas. Cuando 11 años después saqué las oposiciones a registrador de la propiedad después de cinco años de carrera y seis de estudio obsesivo, tenía dos dioptrías y media en cada ojo y necesitaba gafas para conducir, ir al cine, ver la televisión o visitar museos. En cuanto tuve la plaza ganada y dinero en la cuenta, me operé de aquella miopía y casi dos décadas después no recuerdo siquiera que durante un breve periodo de tiempo en mi vida necesité un adminiculo para poder ver con nitidez. Pero uno no se levanta un día miope y se dice “tengo que ponerme gafas”, sino que cada cual tiene una pequeña historia personal sobre cómo lo descubrió. Yo tengo una gran historia en un lugar fabuloso que no solo me demostró mi falta de vista sino que me enseñó de modo indeleble la importancia vital de los pequeños detalles para comprender las grandes verdades.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 14 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.60

60 ENTRADAS 60

Como en los carteles taurinos que decían 6 TOROS 6, así titulo la entrada de hoy por haber cumplido sesenta textos. Creo que he fallado un día y medio. El medio fue porque escribí un micro post solo para decir que había dado negativo en el test de anticuerpos y el entero porque un día no me apeteció escribir nada. Creo que el resultado global de esta bitácora es de haber cumplido con bastante constancia el deber que yo mismo me impuse de dar cuenta de todo lo que se me pasara por la cabeza durante un periodo que adivinaba extraordinario, atroz y memorable. Había que escribirlo y había que hacerlo diariamente. Y así creo que está siendo y que la sucesión de entradas de este diario me darán una imagen en el futuro sobre lo que es esta distopía y sobre cómo la estamos viviendo en casa. Claro que cada uno cuenta la feria según le va en ella. Y a nosotros nos está yendo bien porque estamos sanos, nosotros y nuestros seres queridos, porque tenemos recursos económicos para sobrellevar la situación y sobre todo porque Teresa y yo mantenemos unos objetivos comunes que hacen que nuestro matrimonio resista aun cuando a veces crujan las cuadernas. Hoy me leía en la prensa que están aumentando las visitas a abogados especializados en divorcios y asentíamos ambos comprendiendo las razones pero mirándolas desde lejos, como si no fuera con nosotros. Y eso es lo que nos hace sobrevolar la situación: la estabilidad familiar.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 16 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.59

DESCUBRIENDO LA SIERRA DE SAN VICENTE

Mi mujer es de Talavera de la Reina, como podría haber sido del West End londinense. Ella, que es una rubia despampanante, es internacional, estudió en USA, es bilingüe en inglés español con su grado Proficiency, se licenció en la Complutense en periodismo, cubrió la elección de Obama para La Sexta, trabaja como reportera en RTVE y estuvo en Filipinas tras uno de sus tifones; ella es muy de Malasaña, es de yoga, de comida ecológica y de zumos detox. Encima aborrece la cerámica esmaltada de Talavera, que ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2019. Teresa me mira como a un chiflado cuando le digo que quiero poner un mural de esa cerámica en casa. En Talavera no le quedan prácticamente amigas del colegio ni más vínculos que los familiares, porque su familia es una institución local. Por eso nos casamos en Talavera y por eso para mí la ciudad del Tajo era una absoluta desconocida a pesar tener que venir por aquí cada dos meses para hacer visitas de cortesía a mi suegra.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 5 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.58

HA MUERTO EL CALIFA

Tengo ya edad como para haber votado a Julio Anguita y tuve el suficiente entusiasmo juvenil para votarle. Tuve ocasión de verle en la tele cuando solo había cuatro cadenas y más pluralismo que hoy, y tuve la oportunidad de verle en un mitin, y fui a verlo a que dijera aquello de “Programa, programa, programa”, que en el fondo era una tontería, una muletilla útil como el “No es no”, porque lo que importaba era lo que decía contra una época de crimen de Estado y cleptocracia generalizada. Daba gloria escuchar a aquel señor que hablaba claro y decía cosas complejas con frases sencillas que cualquiera podía entender. Probablemente si hubiera ganado Izquierda Unida, con Anguita o sin Anguita, habría sido un desastre para el país, pero entonces yo no pagaba impuestos, vivía de mis padres y, como ocurre ahora, los jóvenes sin más responsabilidades que soñar pueden aspirar a cambiar el mundo porque todavía no saben que el mundo es lo que llevamos todos dentro cuando nos hacemos mayores y tenemos que gastar solo lo que ganamos.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 9 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.57

LÓGICA PARA LERDOS, SI HAY UN A ES QUE HAY UN B

A estas alturas de la película resulta irritante leer a los oráculos de la inexistencia del virus o a los que rebajan su letalidad. Lo que podría verse al principio como una ocurrencia, es ahora un insulto a la inteligencia y también un ataque contra la salud colectiva, porque si hay cretinos que sostienen que el el virus no existe o no es tan grave, no se ven en la obligación de protegerse ni de proteger a los demás y por lo tanto pueden convertirse en activos propagadores de la infección. Y miren ustedes, con eso ya estamos para pocas bromas.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.56

DOS MESES NO SON NADA SALVO QUE SEAN TUYOS

Hoy es 14 de mayo. Se cumplen dos meses desde la declaración del Estado de Alarma. Aunque la distopía comenzó antes. Oficialmente, a las 00:01 del día 9 de mayo, una vez celebradas y abandonadas las pompas del 8M. Cuando la última feminista llegó a casa sola y borracha, cayeron en la cuenta nuestros gobernantes de que el virus estaba desbocado y la tasa de infección era altísima. Ni una hora antes ni un segundo después. Lo cual demuestra que no solo son demagogos sino ineptos para lo suyo. Si tanto les interesaba la causa feminista deberían haberla cuidado más, porque al día siguiente no se habló del éxito de la manifestación, ni del poder de convocatoria de los organizadores, ni del boicot a los oponentes políticos, sino de contagios y de la torpeza de la convocatoria. Tenían una bala en la recámara del revolver y prefirieron usarla a toda costa aunque fuera disparándosela en el pie. Pero es que el pie agujereado y todos los demás destrozos los pagamos nosotros.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 7 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.55

HE MATADO A MIS VECINOS

Vuelve a llover. Ya lo sabemos: hasta el 40 de mayo no te quites el sayo. El veranillo pasó y vuelven las nubes, el frío y las precipitaciones. Me parece bien, el campo necesita agua, nosotros necesitamos agua. Da gusto pasear por el campo en estos días, está pletórico de colores y vida. También es cierto que verlo después del encierro ayuda a descubrirlo más bello. Las cosas que veíamos todos los días y dejamos de ver son ahora mucho mejores. Pero lo que ya era malo antes ahora es peor. Ya no leo la prensa, estoy retornando a mí caparazón de ciudadano apático, no quiero saber de las pendencias políticas, ni de si el presidente cita informes que no existen, ni de si unos u otros votarán en contra de prorrogar el estado de alarma. No tengo tampoco ganas de opinar sobre estas cosas porque no sé de qué van. Supongo que en parte la estrategia consiste en esto, en agotarnos, en aburrirnos, en hacernos volver a pensar que de nada sirve meterse en líos, opinar, informarse o ir a la contra. Tienen razón, funciona.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 9 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.54

UNA DE TESTIMONIOS

Navegamos a la deriva en nuestros respectivos confinamientos y la posibilidad de salir a hacer deporte o a pasear con los niños viene a ser como divisar tierra después de mucho tiempo en alta mar y que te autoricen a darte una vuelta por el puerto para emborracharte en las tabernas o visitar el burdel de la localidad, un breve desahogo antes de regresar a bordo a dormir en la litera del camarote y escuchar la emisora por si dan alguna noticia importante. Mantenemos contacto con otros navegantes en la misma tesitura y a través de tu red de contactos compruebas que esto no es solo un sueño ni una patraña ni alguien que te esté haciendo luz de gas a ti solo para hacerte creer en la ficción de que han decretado cuarentena general.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA.53

CUANDO EL DIABLO SE ABURRE

Dicen que cuando el Diablo se aburre mata moscas con el rabo. En mi caso las mato con un pantalón de deporte enrollado. En el campo hay muchas moscas y ahora que empieza el buen tiempo eclosionan los huevos liberando miriadas de moscas y se meten en la luminosa sala donde escribo. Hay tantas y son tan resistentes a los insecticidas que me he provisto de mis shorts de rugby, para usarlos como matamoscas mecánico. Pasamos un rato divertido ellas y yo. Ellas zumban a mi alrededor y yo hiero el aire cual Thor con su martillo furioso. Cada ves que causo alguna baja en el ejército enemigo siento la satisfacción del sastrecillo valiente. Pero este largo confinamiento no solo me permite perfeccionar mi técnica de genocida de moscas sino también interesarme por temas que sospechaba vidriosos pero para los que antes no tenía tiempo, como el de la educación secundaria y universitaria en España.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 7 comentarios

DIARIO DE UNA DISTOPÍA. 52

TEACHER, LEAVE THE KIDS ALONE

Esta frase formaba parte del estribillo de una de las canciones más sobrevaloradas del más sobrevalorado grupo de la historia de la música popular: Pink Floyd y su legendario The Wall. El rock progresivo siempre me ha parecido un coñazo y en 1979 había algo verdaderamente avanzado en la escena musical y que desde entonces no ha perdido vigencia: el punk, que nos sobrevivirá a todos. Pero The Wall sirve para un roto y un descosido, para criticar el autoritarismo, para promover la ecología, el socialismo, la revolución sexual, la educación liberal, la educación tradicional o la liberación de los pueblos oprimidos. The Wall es todo y es nada porque su letra, deliberadamente críptica y vaga, sirve para todo aquel que no se quiera sentir un ladrillo más en el muro porque no hay nada más importante que él como individuo, y sirve también para quien se sienta un ladrillo más en el muro por saber que forma parte de algo más importante que él como simple individuo.
Sigue leyendo

Categorías: Uncategorized | 6 comentarios

Blog de WordPress.com.